Tapetes dieléctricos

 

La utilización de tapetes dieléctricos.

Los tapetes dieléctricos son un producto que actúa contra la electricidad estática que se acumula o se puede producir en los cuerpos de los trabajadores. Un tapete antiestático es una superficie en la que puede estar parado mientras trabaja o maneja aparatos eléctricos sensibles a la electricidad. Por ejemplo en una empresa de reparación de equipos informáticos o la manipulación de un cable de expansión o cualquier otro trabajo en el que se requiera un total control de la electricidad.

De hecho esta clase de tapetes o pisos, pueden disipar, repeler o aislar de la electricidad, proporcionando una superficie segura de trabajo, pero cuál es el mayor factor que puede afectar a un trabajador, una descarga eléctrica o una descarga electroestática, pues bien la mayoría de accidentes de este tipo están provocados por la estática que se acumula.

La electricidad estática se crea debido al desequilibrio entre las cargas positivas y negativas de los átomos. Esto ocurre debido a una fricción entre dos superficies. Por ejemplo, la electricidad estática se crea incluso cuando usted camina, cuando la suela del zapato se frota contra la superficie, se produce una carga o intercambio de energía. Para canalizar la carga estática que se produce por fricción, colocamos tapetes anti estáticos, que proporcionan un camino a la carga hacia tierra, evitando que esta dañe los equipos o produzca molestias a los empleados.

De hecho la electricidad que se genera de forma natural por rozamiento, puede ser muy peligrosa, no por la descarga en sí que no es mortal, sino por las consecuencias a las que se puede llegar, ya que esta descarga puede ser el punto de ignición para un líquido altamente inflamable o un gas, provocando un accidente de consideración o muy peligroso.