Topes de hule

blog2

 

Topes de hule o reductores de velocidad

A veces se requiere más que una simple señal de límite de velocidad para reducir la velocidad del tráfico. Muchos conductores piensan que pueden circular diez a quince kilómetros por hora sobre el límite, no pasara nada. Pero esta forma de pensar no es aceptable, en las zonas escolares, de estacionamientos o residenciales, donde el peligro es constante y no se puede dejar en manos de una simple señal. En las vías de uso frecuente, los conductores pueden ser agravados por la necesidad de detenerse cada vez que se acercan a la protuberancia o bache. Si aplicamos este concepto a las calles y vías residenciales puede aumentar la seguridad del conductor o peatón sin tener que parar el tráfico con la colocación de señales de stop y semáforos, para realizar esta función de reducir la velocidad a los limites más seguros para una fluidez aceptable, debe contar con topes de hule o reductores de velocidad son la solución perfecta.

Los topes de velocidad de goma, reducen la velocidad de los vehículos a unos 30 kilómetros por hora, esa es la velocidad óptima de paso por encima de estos obstáculos, si la velocidad es mayor, puede provocar deterioro en los vehículos, por este motivo los conductores reducen su velocidad cuando se acercan a uno de estos topes.

Supongamos que usted debe decidir cómo manejar un problema de exceso de velocidad en los carriles que circundan un gran centro comercial. Pues con la instalación de topes de goma permitirá que el tráfico se mueva a un ritmo razonable, mientras que se prevendrá de los conductores más agresivos ya que no podrán circular a altas velocidades dentro de las zonas de aparcamiento.

Pero los badenes de goma hacen mucho más que proteger a los conductores y sus pasajeros. Usándolos en las zonas residenciales, mantendrá los peatones y los niños seguros ante los vehículos que circulan rápido.